10 evidencias de que tu gato está envejeciendo

Signos de aburrimiento en tu gato



El tiempo y los años no pasan en balde para nadie...Y tampoco para nuestras queridas y adoradas mascotas. Si desde hace años tienes un gato en casa, y vas notando poco a poco como tu fiel gato se va haciendo mayor, puedes comprobar estas evidencias que delatan si tu gato está envejeciendo. ¿Estás preparado/a?

¿Cómo saber si mi gato se está haciendo mayor?

En general, cuando los gatos envejecen no suelen cambiar demasiado su aspecto físico, y por ello es difícil determinar si un gato es joven o por el contrario, se está haciendo mayor. Sin embargo, existen diversas señales que pueden ayudarte a determinar si tu gato está envejeciendo:

1. Menos actividad

Evidentemente, un gato que está envejeciendo resulta ser mucho más activo y juguetón que un gato joven, pero por razones más que obvias. Si notas que tu gato se mueve mucho menos que antes, y ya no te busca tantas veces al día para jugar, no dudes en que tu macota se está haciendo mayor.

2. Come menos

La acumulación de sarro en los dientes que se produce según van pasando los años, hace que los gatos mayores tengan más dificultades para comer, especialmente el pienso seco. Por ello, es normal que si alimentas a tu gato anciano con pienso seco, en más de una ocasión se deje toda su comida, debido a su creciente incapacidad para masticar. Prueba a darle comida casera, o a darle comida húmeda para gatos en sustitución del pienso.

3. Heces fuera del arenero

Según van cumpliendo años, los gatos (especialmente los más ancianos) pueden tener dificultades para controlar sus heces, y pueden tener cierta tendencia a orinar o defecar fuera del arenero.

4. Sentidos mermados

Con el paso de los años, los gatos pierden visión, olfato, incluso oído, un hecho que puede volverlos más torpes o que puede también degenerar en una falta de atención e interés por todo aquello que antes les atraía.

5. Irritabilidad

Uno de los principales síntomas que trae aparejada la vejez en los gatos, son los cambios repentinos de humor, la irritabilidad y la búsqueda de la tranquilidad. Ahora que tu gato se ha hecho viejo, prefiere pasar ratos en soledad y es normal que huya del ruido y del bullicio de la casa.

6. Menos limpieza

Según se van haciendo viejos, los gatos van perdiendo también ese gusto algo maniático de asearse a todas horas. Si tu mascota se está haciendo vieja, es probable que hayas observado que ya no dedica tanto tiempo al día a lavarse a sí mismo.

7. Pelo más áspero

Una consecuencia directa de que el gato anciano se asea menos es, precisamente, que su pelo pierde brillo y su manto reluce mucho menos que antes. Esto también es debido a que el organismo del animal ya no absorbe tampoco los nutrientes como lo hacía de joven, y esto provoca una degradación paulatina de su hermoso pelaje.

8. Más gordo

Otro síntoma evidente de que tu gato se está haciendo mayor, puede ser que de repente empiece a coger kilos y a ponerse más gordo. Y es que, una de las principales causas del sobrepeso en los gatos es, precisamente la edad, debido a que ahora hacen mucho menos ejercicio físico y descansan mucho más.

9. Diabetes

Una de las enfermedades más comunes de los gatos ancianos, es la diabetes.

10. Insuficiencia renal

Además de la diabetes, una de las causas más frecuentes de fallecimiento en los gatos es la insuficiencia renal. Y es que, los gatos que se van haciendo viejos suelen comenzar a presentar múltiples problemas renales que acaban desembocando en una insuficiencia renal.

¡Cuida el pelo de tu gato!

El cepillado de nuestro gato es muy importante. Nos permite controlar si existe algún tipo de problema en el pelaje, en los ojos y en ...