¿Por qué a los gatos viejos se les caen los dientes?

La caída de dientes en los gatos viejos es algo relativamente normal, pero no todos ellos acaban perdiendo su dentadura. Que la conserven más o menos tiempo y en mejor o peor estado depende, en gran medida,  de la atención prestada a la higiene bucal de los gatos cuando estos son bebés. Dicho esto, ¿por qué a los gatos viejos se les caen los dientes? ¿Cuáles son las principales causas? Presta especial atención.

Causas de la caída de dientes en los gatos ancianos

Igual que ocurre con las personas, los gatitos nacen sin dientes y les van saliendo entre la tercera y cuarta semana (cuando finaliza el amamantamiento). Perderán esos dientes “de leche” aproximadamente a los cuatro meses y es entonces cuando se iniciará de dentición definitiva.

Cuidar esos dientes es importante para prevenir la acumulación de sarro que puede, con los años, derivar en enfermedades bucodentales como la gingivitis (inflamación de las encías) o en infecciones provocadas por la presencia excesiva de placa bacteriana. En los gatos mayores, este tipo de enfermedades acaba por afectar a la raíz del diente, haciendo que, con el tiempo, se caigan.



Combinar la alimentación para gatos blanda (preparados cárnicos) con el pienso seco, es la mejor medida preventiva para mantener el sarro bajo control (el pienso seco “raspa” los dientes y evita la formación de placa). También es bueno darle a tu gato algún producto específico para morder (tipo “hueso” o galleta). Por último, tienes aerosoles que actúan a modo de “dentífrico” para ser aplicados sobre los dientes y las encías (aunque no es sencillo convencer al gato).

Es cuestión de tiempo. Los gatos mayores de 8 – 10 años, que no han recibido el más mínimo cuidado bucodental, pueden perder sus dientes porque la acción corrosiva del sarro, al final, logra aflojar su anclaje en las encías.

Además, pueden existir otras causas (sobre todo si el gato no es demasiado mayor): un diente partido por un golpe que acaba infectado y “contagiando” al resto de la dentadura; una dolorosa gingivitis, o también una deficiente alimentación que provoque desnutrición o anemia en el animal (esta situación, sin duda, también afectará a la salud sus dientes).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Autor

Mariola Báez Verdú

Mariola Báez Verdú

Licenciada en Ciencias de la Información con más de 10 años de experiencia en la redacción de contenidos digitales y especializada en la elaboración de artículos y reportajes relacionados con el cuidado de animales domésticos.


7 artículos