Siamés

Los gatos siameses son bicolores

El gato Siamés es una de las razas de gatos originarias de Tailandia, donde es conocido como gato Thai o Wichien-Maat. Esta raza de gato fue vista por primera vez en Inglaterra y fue expuesta en el London Crystal Palace. A partir de aquí se fijó una diferenciación con el Siamés moderno con la forma de la cabeza más alargada y triangular, siendo la del gato Siamés Thai de forma más redondeada y armónica. El Siamés tradicional es característico por ser bicolor de los colores blanco y chocolate oscuro. Además por tener los ojos de un azul muy intenso.



Esta raza de gato en la antigüedad de Tailandia se consideraba de la realeza y sólo los monarcas tenían uno. La raza de gato siamés es un felino muy extrovertido y cariñoso, aunque puede llegar a ser un poco exigente. Los gatos siameses son muy elegantes, ágiles y con una muy buena estructura ósea. Si lo que buscas es mimar a un gato y jugar con él todo el día, este es el tuyo, puesto que no se separará de ti.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Fotos de los Siamés

Características Fotos Cachorros Nombres

Características de los Siamés

  • Altura 30 - 35 cm (macho) 30 - 35 cm (hembra)
  • Peso 3 - 4.5 kg (macho) 3 - 4.5 kg (hembra)
¿Es hipoalergénico? NO
El gato Siamés tradicional o Thai es una raza de gato esbelta, ágil y fuerte. Tiene una fuerte pero delgada estructura ósea. Su cola es alargada y puntiaguda, sus orejas son grandes y anchas. Los siameses tienen unas patas largas y delgadas. Son muy característicos por el color de su manto, siento bicolor de tonalidades marrones oscuras y blancos rotos. Pero sin duda, uno de sus rasgos más bellos son sus ojos de un azul profundo.

Carácter de los Siamés

Esta raza de gato tiene un temperamento extrovertido y cariñoso por naturaleza, aunque pueden ser muy exigentes. Además, los gatos siameses Thai son muy habladores, llegando a realizar diferentes sonidos de maullidos para llamar la atención. Son gatos muy impacientes y un tanto nerviosos. Si no consiguen lo que quieren, se quejan con mucha teatralidad. Eso sí; son gatos muy fieles. También suele tener preferencia por una persona si son varias las que se ocupan de él, siguiéndole a todas partes, incluso puede llegar a aprender a ir con correa por la calle. Puede convivir perfectamente con otros animales.

Cuidados de los Siamés

Es una de las razas de gato que más paciencia y respeto requiere, puesto que son felinos muy nerviosos, impacientes y con una gran personalidad y gran nivel de exigencia. Es muy recomendable que le eduquemos imponiéndole unos limites, puesto que si no, se adueñará de nuestra casa, coronándose como amo y señor. De ninguna manera, le educaremos con maneras bruscas porque lo único que conseguiremos es aumentar su nerviosismo. Por otro lado, debemos cepillar su pelaje dos veces por semana y frotarles con un paño para que quede suave y brillante.

Ejercicio y alimentación de los Siamés

El gato Siamés Thai debe mantener una dieta alta en proteínas dado su nivel de energía. Debemos de tener cuidado con los aromas que desprenda su comedero, ya que si no le gusta, no comerá. Debe realizar juegos físicos diarios para mantener sus estructura esbelta y gastar su gran vitalidad diaria, sino podría estar demasiado alterado.

Problemas de salud de los Siamés

Por lo general, los gatos siameses Thai gozan de una buena salud, aunque pueden desarrollar alguna enfermedad respiratoria causada por ciertas bacterias. También, pueden sufrir enfermedades cardíacas debido a su gran nerviosismo. Asimismo, pueden padecer Estrabismo (desorden de conducta), mostrando miedo excesivo o estar más sobresaltados que de costumbre.
Advertencia: Son gatos muy enérgicos a los que hay que implantarles una serie de limites desde bien pequeños, si no se adueñarán de nuestra casa, destrozando muebles y cortinas.

Historia de los Siamés

El origen de esta raza de gato es del antiguo reino de Siam, actual Tailandia donde son conocidos como Wichien-Maat. No se sabe a ciencia cierta cuando aparecieron, pero aproximadamente por el siglo XIV ya formaban parte de la realeza de Tailandia, considerándose muy exclusivos y lujosos. Cuando alguien fallecía, se ponía un gato Siamés al lado, para "recibir su alma". Los sacerdotes más importantes los utilizaban como guardianes de sus templos. Quien intentase robar o hacer daño a esta raza de gato era castigado con la muerte.
¿Es un gato sociable? 4
¿Apto para convivir con niños? 4
¿Es un gato activo? 3
¿Requiere cuidados especiales? 2

El cachorro de Siamés

Los cachorros de gato Siamés nacen, por norma general, fuertes y bastante sanos. Tienen una gran vitalidad y energía ya desde bien pequeños, por lo que será importante que empecemos temprano a educarlos y establecer unos limites. Enseñarles a los bebés de gato siamés cuál es su espacio, lo que deben comer y dónde, además de enseñarles que no deben morder muebles ni cortinas, si no luego de adultos, será tarea imposible. Lo más importante es tratarlos con suavidad, delicadeza y respeto, sino provocaremos una gran ansiedad en ellos.

Autor

Olga Jordán

Olga Jordán

Graduada en Periodismo por la Universitat Jaume I de Castellón, colaboro ocasionalmente como redactora de contenidos en Mundogato.net.


1 artículo