¿Por qué tu gato tiene sobrepeso?

Uno de los problemas de salud más frecuentes que suelen padecer los gatos domésticos es, sin lugar a dudas, el sobrepeso y la obesidad, dos condiciones que a lo largo del tiempo pueden poner en serio riesgo la salud de estos animales. La obesidad es una enfermedad frecuente en los gatos, que supone que el animal tiene un exceso de peso superior al 20% del que debería ser su peso ideal. En el caso del sobrepeso de los gatos, se establece que los gatos que tienen un 10% más de peso del que sería su peso ideal, tienen sobrepeso.

Una alimentación adecuada, la práctica de ejercicio físico y dejar a un lado la vida sedentaria, o llevar controles veterinarios con cierta periodicidad, pueden ser consejos más que suficientes para que un gato no padezca obesidad ni sobrepeso a lo largo de su vida.

5 causas de la obesidad en gatos

Existen muchas y variadas causas que pueden desencadenar la obesidad y el sobrepeso en los gatos, sin embargo, algunas son mucho más comunes que otras. Te las explicamos a continuación:

1. Edad del gato

Uno de las causas o factores que más incidencia tienen en el peso corporal de un gato es, sin lugar a dudas, la edad del animal. Y es que, se sabe que a medida que los gatos van cumpliendo años también comienzan a aumentar los gramos en la báscula.



Actualmente, alrededor del 20% de los gatos presenta obesidad o exceso de peso al año de su nacimiento. Aunque, sin embargo, el pico máximo de peso corporal que alcanzan los gatos se sitúa a la edad de seis años, pues el 45% de los gatos a partir de esta edad tiene sobrepeso.

2. Castración

Según avalan diversos estudios, los gatos de sexo masculino y que, además, han sido castrados, presentan también mayor predisposición a padecer obesidad. De hecho, se calcula que el sobrepeso en los gatos castrados puede llegar a ser hasta tres veces superior al de los gatos que no han pasado por este proceso.

También el hecho de ser macho es un factor de riesgo de obesidad para los gatos, pues un 40% de los gatos machos castrados tienen exceso de peso corporal.

3. Enfermedades

Además de la edad, el sexo del animal o la castración, existen también determinadas enfermedades que degeneran en un exceso de peso para los gatos. Este es el caso, por ejemplo, del síndrome metabólico, una alteración de la salud que, además de sobrepeso, conlleva otros síntomas graves para el gato, como por ejemplo: insulinorresistencia, intolerancia a la glucosa, presión arterial elevada, o trombosis.

4. Alimentación

Al igual que nos ocurre a los seres humanos, la alimentación juega un papel esencial a la hora de padecer sobrepeso. Por ello, los gatos que llevan una dieta rica en grasas de procedencia animal, o también rica en almidón, son más propensos a padecer sobrepeso.

La dieta ideal para estos animales es aquella que les aporta grandes dosis de proteínas, de aminoácidos saludables como la taurina, y de ácidos grasos esenciales (como los Omega 3). Hay que destacar que, actualmente, existen en el mercado piensos específicos para gatos que padecen un ligero sobrepeso u obesidad, y que les aportan menos calorías y grasas que los piensos y alimentos convencionales.

5. Vida sedentaria

Además de una alimentación inadecuada, la vida sedentaria sin ejercicio físico puede ser una de las principales causas de obesidad y sobrepeso en los gatos. De hecho, los gatos que no disponen de la posibilidad de realizar ejercicio físico al aire libre, tienen también más probabilidades de sufrir exceso de peso.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Autor

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con el mundo animal, especialmente con los gatos y sus cuidados.


167 artículos

Carácter del gato siamés

Los gatos siameses son muy inteligentes. Además son sensibles,  nerviosos, celosos y exigentes. Si, por ejemplo, su comedero despide un olor que no le gusta, ...