¿Cómo saber si mi gato tiene fiebre?

Síntomas de la fiebre en gatos

¿Sientes que tu gato está decaído y no tiene ganas de nada? Probablemente sufra alguna dolencia, cuyo diagnóstico correrá única y exclusivamente a cargo de un veterinario. No obstante, y aunque nosotros no seamos profesionales, podemos aprender a identificar las señales de la fiebre en los gatos y poner solución en cuanto las detectemos. Así pues, ¿cómo saber si un gato tiene fiebre? La respuesta a esta duda tan frecuente la tienes a continuación.

Cómo saber si un gato tiene fiebre

Síntomas para saber si un gato tiene fiebre

¿Pero cómo saber si un gato tiene fiebre? Con una serie de evidencias que nos ayudarán a reconocer las causas de la fiebre en gatos y actuar en consonancia. A continuación te contamos cómo identificar la fiebre en los gatos de manera rápida y efectiva:

1. Apatía y desgana

¿El comportamiento de tu gato suele ser activo y juguetón? Una de las principales señales de fiebre en el gato es que, de repente, empiece a mostrarse apático y cansado contigo y su entorno.

2. Nariz reseca

Ya te habrás percatado de que la nariz de tu gato siempre está húmeda. Por ello, si desconoces cómo se sabe si un gato tiene fiebre, has de fijarte en este detalle tan preciso. Si su nariz está resaca o no presenta el nivel de humedad habitual, es muy posible que estemos ante una de las causas de la fiebre en gatos: la deshidratación.

3. Respiración acelerada

Si tu gato jadea y su pulso es más frecuente de lo normal, puede que nos encontremos ante un síntoma de fiebre en gatos. Llévalo al veterinario de inmediato.

4. Ojos irritados y semicerrados

Si nuestro gato tiene los ojos irritados y los cierra más veces de lo normal, estamos ante un claro síntoma de fiebre en los gatos.

5. Alta temperatura

Pero la mejor forma para saber si el gato tiene fiebre es tomar su temperatura de forma manual. Para ello has de colocar un termómetro en el recto del felino durante unos minutos tal y como puedes ver en la imagen:



Poner el termómetro a un gato

La temperatura de los gatos adultos oscila entre los 38 y 39º, mientras que la temperatura de los gatos bebés no sobrepasa los 39,5º. Más allá de estas cantidades, tu gato tendrá fiebre y deberás llevarlo al veterinario.

Fiebre en los gatos: Cómo bajarla

Si tu gato tiene fiebre y el veterinario te ha confirmado que se debe a un resfriado común que no precisa de medicación, puedes optar por los métodos naturales a la hora de bajar la fiebre a tu gato. Estos son algunos de los procedimientos más recurridos:

  • Mantén a tu gato bien hidratado. Dado que los felinos no son grandes bebedores, deberás hacer un aporte de humedad a su alimentación habitual. ¿Todavía no conoces las claves para elegir la mejor comida para tu gato? Apuesta por las latas de pienso húmedo y asegúrate de que a tu gato no le falte agua fresca.
  • Prepara un lugar cómodo, cálido y seco para tu gato. Has de protegerlo de los cambios bruscos de temperatura y de las inclemencias del tiempo.
  • Aplica paños humedecidos en agua fría en la frente del minino, así como en sus patas e ingles.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Autor

Olga Jordán

Olga Jordán

Graduada en Periodismo por la Universitat Jaume I de Castellón, colaboro ocasionalmente como redactora de contenidos en Mundogato.net.


1 artículo