4 trucos para calmar a un gato nervioso

Consejos para tranquilizar a un gato

Aunque los gatos son, en general, animales muy tranquilos, es probable que cualquier cambio que puedan sufrir en su rutina diaria los altere y los ponga más nerviosos que de costumbre. Si has notado que el comportamiento de tu gato se ha tornado, de repente más nervioso, anota estos consejos que te ayudarán a calmar a un gato nervioso y conseguir que poco a poco tu mascota vuelva a la normalidad.

Es importante tener en cuenta que cuando un gato se pone nervioso, es normal que se muestre más alerta que de costumbre, que su carácter se vuelva un tanto asustadizo incluso, que trate de esconderse cuando escucha cualquier ruido o estímulo procedente del exterior.

Tony Campbell || Shutterstock

Cómo tranquilizar a un gato nervioso

Para intentar tranquilizar a un gato nervioso, lo primero que debemos hacer es identificar el motivo o los motivos que le han llevado a este cambio de actitud de repente. En muchas ocasiones, una mala experiencia anterior puede llevar a nuestra mascota a encontrarse en un estado de nerviosismo permanente, como por ejemplo, si ha sufrido el ataque de otro animal, si se ha hecho daño con algún objeto de la casa o, incluso, si ha estado sometido a malos tratos por sus anteriores dueños (la adaptación de un gato adoptado será vital en este último caso)

Una vez que hayamos identificado el motivo real, podemos poner en práctica algunos trucos para tranquilizar a nuestro gato de la mejor manera posible:



¿Cómo contraen los gatos la toxoplasmosis?

Natata || Shutterstock

1. Haz que tu gato se sienta protegido

Intenta facilitarle un lugar seguro en casa, en el que tu mascota se sienta protegida. En muchos casos, los gatos prefieren pasar parte del día en una caja de cartón, ubicada en un lugar tranquilo de la casa, y en donde el animal se encuentre cien por cien seguro. Por lo general, los gatos que viven en hogares ruidosos o agitados pueden llegar a adaptarse sin problemas a las condiciones de su hogar, pero para esto necesitan tiempo.

2. Habla dulcemente a tu gato

Otro consejo interesante es hablarle a tu mascota con un tono de voz calmado y suave. Y es que cuando el animal está nervioso, lo último que querrá recibir son gritos o un estado de agitación permanente por tu parte.

Quiero que mi gato adelgace

3. Ofrécele alguna golosina

Si a causa de su nerviosismo, tu gato se muestra también algo asustadizo hacia ti, puedes tratar de atraerlo ofreciéndole alguna golosina para gatos o, incluso, comida húmeda durante unos días, hasta que su estado general se tranquilice.

4. Apuesta por las feromonas para tranquilizar a los gatos

En ocasiones, y sobre todo en el caso de los gatos cuyo comportamiento se a tornado muy nervioso, está recomendado el uso de feromonas artificiales que se pueden echar en casa a través de un spray o dosificador. Y es que se ha demostrado científicamente, que este tipo de hormonas artificiales ejercen un poder calmante sobre los gatos.

En los casos de nerviosismo más extremo, será necesario acudir al veterinario para que sea este especialista el que valore el estado general de tu mascota, y si no has conseguido calmarlo con ninguna solución casera, es probable que el veterinario recete a tu gato algún tipo de medicación específica para calmar su estado nervioso. Algunos sedantes como el alprazolam, midazolam, y lorazepam, son medicamentos muy utilizados en gatos, y no suelen conllevar ningún tipo de efecto secundario perjudicial para nuestra mascota.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Autor

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con el mundo animal, especialmente con los gatos y sus cuidados.


167 artículos