¿Qué hago con mi gato en vacaciones?

Razones para tener gato

En verano, Navidad, Semana Santa, puentes y festivos regionales... Son muchas las fechas que, a lo largo del año nos brindan la oportunidad de disfrutar de unas merecidas vacaciones. Sin embargo, todos aquellos que tienen un gato, han de planificar que harán con su mascota antes de disfrutar de esos días de descanso y relax. Por lo tanto, si no sabes qué hacer con tu gato en vacaciones, te aconsejamos que sigas leyendo.

Las opciones que podemos escoger son múltiples y muy variadas, pero hay que tener siempre en cuenta que nuestro gato está acostumbrado a vivir todo el año en casa con nosotros. Por este motivo, si vamos a salir de vacaciones, deberíamos decantarnos por la opción que menos trastornos pueda ocasionarle a nuestro fiel amigo.

¿Dónde dejar a mi gato en vacaciones?

Muchas personas deciden no llevar a su gato en vacaciones porque así pueden evitar una situación de estrés y malestar al animal durante el periodo vacacional.

Este suele ser el caso concreto de la gente que, por ejemplo, decide hacer un largo viaje en sus vacaciones, y no quieren someter a su mascota a un largo trayecto en avión, tren o cualquier otro medio de transporte que pueda resultar incómodo para el gato.



Esto también puede suceder cuando, por ejemplo, desees viajar a un hotel o alojamiento en el que los animales de compañía no tienen permitida la entrada. En un caso como este, deberás renunciar a llevar a tu mascota de vacaciones contigo.

Sea cual sea tu caso, si vas a dejar a tu gato en vacaciones y has decidido no llevarlo contigo, éstas son algunas de las múltiples alternativas que puedes elegir. Nuestro consejo es que siempre que te sea posible, escojas la opción en la que pienses que tu mascota se sentirá más cómoda y sufrirá menos los inconvenientes de vuestra separación.

1. Dejarlo en casa

En ocasiones, y siempre y cuando planifiquemos bien esta opción, dejar en casa a nuestro gato puede ser la mejor alternativa para que éste no sufra estrés ni perciba tampoco drásticos cambios durante tu ausencia.

Eso sí, has de tener en cuenta que podrás dejar a tu gato en casa sólo en caso de que tus vacaciones no sean demasiado largas, y también en el caso de que dispongas siempre de una persona de confianza que pueda pasar por tu casa de vez en cuando a echarle un vistazo a tu mascota.

Esta es, sin lugar a dudas, la mejor opción para todos aquellos gatos a los que les aterroriza salir de casa y a los que sufren mucho estrés ante cualquier cambio que se produce en su vida y en su rutina diaria.

2. Hoteles y residencias de animales

Esta es la mejor alternativa cuando nos disponemos a realizar un largo viaje durante nuestras vacaciones, ya que este tipo de establecimientos nos garantizan que nuestras mascotas están siempre vigiladas y reciben todas las atenciones necesarias.

3. Llevarlo a casa de un familiar o conocido

Si cuentas entre tus amigos o familiares con alguien que esté especialmente prendado de tu gato, es más que probable que no le importe llevárselo a su casa durante los días que tú estás de vacaciones. Dejar a tu gato con otras personas estas vacaciones es una opción beneficiosa porque permite que tu gato esté siempre acompañado y vigilado. Aunque también hay que tener en cuenta que al producirse un cambio de residencia, tu mascota necesitará un breve periodo de adaptación.

4. Viajar con tu gato

Siempre que exista la posibilidad y que también así lo desees, podrás llevar de vacaciones a tu mascota contigo. Esta opción te permitirá, entre otros muchos beneficios, el no tener que estar preocupado o echar de menos a tu mascota durante los días de descanso vacacional.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No