¿Cómo saber si mi gata está embarazada?

Signos psíquicos del embarazo de los gatos

Una de las dudas más frecuentes que tienen los dueños de una gata es... ¿cómo saber si mi gata está embarazada?. Existen muchos indicios que pueden mostrar claramente que tu mascota está en estado de buena esperanza. Aprende a reconocer los distintos cambios físicos y psicológicos que sufre una gata durante el embarazo, y de esta forma podrás saber si está tu gata embarazada y prepárate para ese día tan especial.

Síntomas de que tu gata está embarazada

Claves para detectar el embarazo de tu gata

La duración del embarazo de una gata suele ser entre 60 y 67 días. Sin embargo, los primeros cambios empezarán a ser evidentes aproximadamente a las tres semanas de la concepción. Los cambios serán tanto físicos como psíquicos, por eso debemos de estar muy atentos para poder reconocerlos cuanto antes.

A continuación os proporcionamos algunos de los signos físicos y psíquicos, para poder reconocer el embarazo de tu gata durante los primeros días.

Señales de una gata embarazada

Signos físicos en el embarazo de las gatas

1.) El vientre de la gata no empezará a abultarse hasta que el embarazo está muy avanzado. (aproximadamente a las cinco semanas de gestación) Por lo tanto, no debes fijarte en este signo para saber si tu gata está o no embarazada, ya que no resultará nada fiable.

2.) El primer síntoma más evidente de embarazo, es el cese repentino de sus ciclos de celo. Aunque en algunas ocasiones una gata embarazada puede estar en celo, no es lo habitual. Las gatas adultas suelen tener estos ciclos cada 10 o 15 días y si éste, de repente, deja de aparecer, puedes empezar a pensar en un posible embarazo.

Está mi gato en estado de embarazo

3.) Fíjate también en los pezones del animal, ya que las gatas que se quedan embarazadas suelen sufrir una rápida transformación en esta parte de su cuerpo. Los pezones se abultan a las pocas semanas, y adquieren también un tono más rosado.



4.) Al igual que las mujeres, las gatas embarazadas pueden también sufrir nauseas matutinas durante las primeras semanas de embarazo, que pueden provocarles vómitos a primera hora del día, nada más despertarse.

5.) Las ecografías serán la forma de diagnóstico más eficaz. Por lo tanto, si sospechas que tu gata puede estar embarazada, lo más fiable es llevarla al veterinario para que éste le practique una de estas pruebas diagnósticas, así como una palpación del abdomen.

Signos del embarazo de mi gata

Síntomas psíquicos en el embarazo de las gatas

Los cambios en el comportamiento de una gata embarazada son también una buena clave que deberás observar desde las primeras semanas de gestación. Por eso, es conveniente que prestes atención a lo siguiente:

1.) ¿Aumenta su apetito de forma repentina? Si tu gata solía comer una ración diaria de comida más o menos normal, y de pronto notas que se queda con hambre y muestra demasiado interés por la comida, este puede ser un signo temprano de embarazo. También hay gatas embarazadas que, precisamente, sufren el efecto contrario y pierden el apetito de forma repentina.

2.) Las gatas embarazadas suelen presentar cambios en su comportamiento habitual, concretamente, es posible que busquen con más frecuencia el afecto de sus dueños, y pidan una caricia o algún mimo extra.

Señales de que una gata esta embarazada

3.) Si notas que tu gata está más apática, tiene menos ganas de jugar, y no muestra interés por las cosas que antes le llamaban la atención, puede que esté embarazada. Las gatas que acaban de quedarse embarazadas suelen tener menos ganas de saltar y de hacer ejercicio físico. En definitiva, durante los dos meses de gestación se moverán mucho menos que antes.

4.) Cuando vaya llegando el momento de dar a luz, las gatas suelen sufrir el conocido como 'sentimiento de anidación'. Esto se manifiesta, principalmente, en la búsqueda de lugares tranquilos, alejados de ruidos, con poca luz, y rodeados de objetos blandos en los que se sientan más cómodas. Si no dispones de un lugar así en casa, es conveniente crearle un espacio con estas características, para que tu gata se sienta más segura cuando llegue el momento del parto. También es aconsejable ponerle una caja de cartón, y colocarle mantas o toallas en su interior.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No