Procedimiento para dar gatos en adopción

¿Has tenido una nueva camada de gatitos y te gustaría darlos en adopción porque no puedes cuidar de todos ellos? ¿Te has encontrado un gato abandonado en la calle y no puedes hacerte cargo de él? Actualmente existe un procedimiento reglado para dar gatos en adopción, conoce cuáles son exactamente los pasos a seguir:

1.) Recuerda que si lo puedes adoptar tu mismo, mejor que mejor. Sin embargo, si no puedes hacerte cargo del animal, es preferible que lo lleves a un centro de acogida para que pueda ser adoptado por una familia que le quiera.

2.) Intenta contactar con la asociación protectora de animales más cercana a tu barrio o a la zona en la que has encontrado al animal. Si desde este centro te dicen que tienen todas sus instalaciones cubiertas, puedes pensar en ser su nuevo dueño de acogida durante unos días, sólo hasta que se quede libre una nueva plaza en la protectora de animales. Muchas de estas asociaciones pueden prestarte servicios veterinarios gratuitos mientras el gato esté de acogida en tu casa.

3.) En el caso de que ninguna protectora pueda echarte una mano con la adopción, intenta contactar con alguien de tu entorno para preguntar si está interesado en adoptar al animal. De esta manera, te resultará más factible tener noticias de gato una vez que deje tu casa.



4.) Si no encuentras ninguna familia de adopción interesada entre tus conocidos, es probable que tengas que recurrir a poner un anuncio en el que se especifique que se busca un interesado en adoptar a ese gato. Es muy probable que recibas llamadas, pero no debes fiarte de las primeras impresiones que recibas por teléfono, es preferible que hagas entrevistas en persona para comprobar más de cerca que esa familia es la candidata perfecta para quedarse con el animal. Además, es conveniente que vayas a visitar tú mismo la casa de todos los candidatos que se ofrecen a adoptar a tu gato. De esta forma comprobarás de primera mano el ambiente y las condiciones en las que viviría el animal, en caso de ser adoptado por alguna de esas familias.

5.) En el caso de que no quieras llevar a cabo todos estos trámites tu sólo, puedes hablar con alguna clínica veterinaria de tu zona y anunciarles que quieres dar un gato en adopción. En algunas ocasiones, estos centros veterinarios disponen de pequeños espacios para acoger a gatos que están disponibles para ser adoptados.

6.) En el caso de que el animal haya sido encontrado en la calle, otra opción posible sería ponerse en contacto con los grupos de rescate de la zona en la que lo has encontrado. En muchas ocasiones, estos grupos de rescate disponen de espacio y condiciones adecuadas para mantener al gato hasta que encuentran para él una nueva familia.

7.) Si acudes a Internet, podrás encontrar numerosas páginas web y sitios de Facebook en los que se ofrecen gatos en adopción. En muchos casos podrás crear un perfil para el animal, incluso, subir fotos suyas para poner en conocimiento del público que ese gato está en adopción.

8.) Si el gato que vas a dar en adopción es tu propio gato (porque no puedes hacerte ya cargo de él) o porque sea la camada de uno de tus gatos, también puedes ponerte en contacto con el criador que te vendió el animal. En muchas ocasiones, estos criadores que ya conocen la razas y las características de tu gato están interesados en quedarse con las camadas para volver a venderlas, o simplemente para buscarles una familia que las adopte.

Gato Americano

El gato Americano de pelo corto es un gato de América del Norte. Se caracteriza por poseer un gran instinto cazador, aunque también es muy ...