5 síntomas de golpe de calor en tu gato que debes conocer

Señales de golpe de calor en tu gato

El verano, y especialmente las altas temperaturas que se registran en estos meses del año, son una causa de peligro grave para los felinos, debido a que los gatos sufren golpes de calor sin apenas darnos cuenta. Por ello, es conveniente que conozcas los principales síntomas de golpe de calor en tu gato, para prodigar los cuidados adecuados si esto sucede.

¿Mi gato puede tener un golpe de calor?

En efecto. Hay que tener en cuenta que la temperatura corporal de un gato es sensiblemente superior a la de los humanos, y ésta ronda los 39 grados. Sin embargo, su capacidad para perder calor es mucho menor que la de los humanos, por lo que es probable que un gato sufra un golpe de calor en un espacio de tiempo menor del que lo pueda sufrir una persona.

Esto es debido, fundamentalmente, a que las personas contamos con la ventaja de poder transpirar cuando rompemos a sudar. Sin embargo, los animales (y en este caso concreto los gatos) aunque sí transpiran, éstos no pueden sudar, y no pueden librarse fácilmente de la elevada temperatura corporal como lo hacemos los humanos a través del sudor. Por ello, es conveniente conocer las formas de refrescar a tu gato en verano con las que contamos.

¿Cómo saber si tu gato está sufriendo un golpe de calor?

Cuando la temperatura corporal del gato sube excesivamente, debido a la alta temperatura que se registra en el exterior, el animal puede sufrir un colapso general al que se le denomina 'golpe de calor'. Cuando sometemos a nuestra mascota a un calor extremo, ésta empezará a tener dificultades para respirar así como para transpirar con normalidad, poniendo en serio riesgo los órganos vitales de nuestra mascota.

1. Es más perezoso de lo habitual

Cuando el calor exterior es elevado, el organismo del gato puede terminar paulatinamente con sus reservas de glucosa así como con las de sales minerales, y provocar así un colapso interno o golpe de calor que podría llevarle, incluso, a la muerte. Es importante saber cuántas horas duerme un gato, porque los gatos que tienen un golpe de calor cambian por completo y de forma repentina su comportamiento. Por ello, uno de los primeros síntomas que se pueden observar, es que el animal adopta una actitud perezosa y se muestra reticente a realizar cualquier actividad física o movimiento.



Medicamentos para curar la gripe de los gatos

2. Tiene dificultad para respirar

Asimismo, cuando un gato comienza a sufrir un golpe de calor, modifica por completo su patrón respiratorio y, lo más frecuente, es que el animal muestre dificultad para respirar, o que su respiración se torne más rápida y agitada.

3. Sufre temblores musculares

Si notas que tu gato empieza a experimentar temblores musculares, vómitos, incluso, sus encías ser tornan de un color azulado, y las mucosas de sus encías se empiezan a resecar en exceso, estos también podrían ser síntomas de que tu gato está sufriendo un golpe de calor. ¡Ten cuidado!

4. Su piel cambia de color

Cuando el oxígeno empieza a circular con dificultad hacia la sangre, la piel del gato comenzará también a ternarse de color azul. Este proceso es conocido como cianosis, y puede acabar con la vida del animal en pocos minutos.

Finalmente, los gatos que sufren un golpe de calor pueden empezar a tener pequeñas manchas de sangre en la piel, que son conocidas como petequias. Éstas están relacionadas también con la falta de oxígeno en la sangre del animal, y son una señal inequívoca de que el gato está en peligro.

5. El ritmo cardíaco de tu gato aumenta

Otro síntoma inequívoco que muestra que un gato está sufriendo un golpe de calor, está relacionado con el ritmo cardiaco del animal, ya que este se acelera de forma considerable, debido a que la sangre no está llegando con suficiente oxígeno al corazón.

Mi gato hace yoga

Mi gato hace yoga

Los gatos también son deportistas, y si no te lo crees mira este gato. Las mejores fotos de gatos divertidos en Mundo Gato