¿Qué es la dermatitis de los gatos?

Causas de la dermatitis en los gatos

La dermatitis en gatos es una afección de la piel muy común que puede estar provocada por diferentes motivos, y que pueden padecer tanto los gatos bebés como los adultos, en cualquier momento de su vida. ¿Pero qué es la dermatitis de los gatos exactamente?

La piel es uno de los órganos fundamentales en la fisionomía de un gato porque está destinada a cumplir múltiples funciones. Por ejemplo, ayuda al animal a mantener una barrera protectora frente a patógenos del exterior o, también se encarga de regular la temperatura corporal de este felino. Los diferentes tipos de dermatitis en gatos que existen dañan la piel de estos felinos.

Síntomas de dermatitis en los gatos

Si sospechas que tu mascota puede ser víctima de alguno de los tipos de dermatitis de los gatos que existen, lo primero que debes analizar son los síntomas de dermatitis felina que éste presenta. En primer lugar, para saber si tu gato padece o no esta enfermedad de la piel, has de observar si el animal se rasca constantemente alguna parte de su cuerpo y de forma persistente.

Es muy común que los gatos que padecen dermatitis se froten o se rasquen con especial interés en la zona de las patas, en la cara, la base de la cola o los antebrazos. Hay que tener en cuenta, además, que después de tanto rascado, la piel del gato puede tornar inflamada, incluso, en alguna ocasiones, pueden llegar a aparecer molestas úlceras.

Para descartar o confirmar que tu gato tiene dermatitis, es importante también que analices el estado de su piel, ya que los gatos que padecen esta enfermedad suelen tener costras o escamas, o también pueden sufrir cambios en el color habitual de su piel.



Causas de dermatitis en los gatos

Son muchas las causas que pueden llevar a un gato a padecer dermatitis, sin embargo, se sabe que las dermatitis de tipo infeccioso son provocadas, sobre todo, por la presencia de parásitos en los gatos, entre los que se incluyen las pulgas y los ácaros.

Aunque las dermatitis por pulgas son la tipología de dermatitis felina más frecuente, un gato puede contraer también una dermatitis bacteriana que a menudo, además, suele ocurrir como una enfermedad secundaria de la piel dañada del gato.

Las infecciones por hongos también pueden dar lugar a una dermatitis, sobre todo la dermatitis por tiña, así como algunos virus que atacan a los gatos, como el cowpox, que también pueden dar lugar a dermatitis.

Anamaria Todor || Shutterstock

En el caso de contraer cualquiera de estos tipos de dermatitis infecciosas, será necesaria la visita de tu gato al veterinario para que éste pueda prescribirle un antibiótico que acabe con la infección.

Sin embargo, es probable que tu gato pueda también padecer dermatitis pero ésta no dé lugar a una infección, es decir, que padezca una dermatitis no infecciosa. Son también muchas las causas que pueden llevar a un gato a padecer una dermatitis no infecciosa, pero detallamos aquí cuáles son las más comunes:

  • Las enfermedades más comunes de los gatos del sistema inmunológico, por ejemplo, entre las que se pueden incluir las alergias a sustancias del medio ambiente o a ciertos alimentos, pueden dar también lugar a la dermatitis felina.
  • Otra causa de dermatitis no infecciosa en gatos puede ser también la exposición prolongada al sol, especialmente de aquellos gatos que tienen el pelo claro, o las orejas y la nariz son de color blanco.
  • Finalmente, hay que señalar también que algunos tipos de tumores cancerígenos o las reacciones alérgicas a los medicamentos, pueden provocarle también al gato una dermatitis no infecciosa en su piel.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

¡Al agua gatos!

Los gatos son animales muy limpios y meticulosos por naturaleza y aprenden a limpiarse ellos solitos usando las patas y la saliva. Gracias a esta ...