7 plantas tóxicas para gatos que debes conocer

Una de las cosas que más les gustan a los gatos es explorar en las plantas y maceteros que tenemos en casa. Sin embargo, este peculiar hobbie puede convertirse en algo peligroso para nuestra mascota. Y es que, cuando un felino se acerca a una planta altamente tóxica para gatos y prueba alguna de sus hojas o de sus flores, el animal es susceptible a intoxicarse poniendo, de esta forma, su salud en un serio riesgo.

Si percibes que tu mascota presenta algún síntoma de intoxicación, como urticaria y picores, vómitos, desvanecimiento, cansancio y fatiga o falta de apetito, no dudes en llevarlo a tu veterinario de confianza para que éste pueda emitir un diagnóstico más preciso y ponerle el tratamiento adecuado para tratar la intoxicación.



Síndrome del gato paracaidista

Listado de plantas tóxicas para gatos

Por lo pronto, te contamos a continuación cuáles son las plantas más tóxicas para nuestro gato y las que, por lo tanto, deberás mantener alejadas de su vista, de su olfato y, por supuesto, también de su paladar:

1. Acebo

Pese a tratarse de una planta con una parte ciertamente entrañable porque nos recuerda a la Navidad, el acebo es también una planta altamente tóxica para los gatos. Concretamente, las partes más dañinas de la planta de Navidad tóxica para gatos son las hojas, sus rojos frutos, y sus semillas, ya que causan serios problemas en el estómago a los gatos que las ingieren.

2. Adelfa

La adelfa es un tipo de planta muy común en los jardines y parques ya que su llamativa flor resulta ser también muy decorativa. Pero aunque se trata de una planta agradable a la vista no lo es tanto, sin embargo, para el organismo del gato, ya que toda la planta es tóxica y puede causarle desde un trastorno digestivo severo, hasta trastornos cardíacos y respiratorios.

3. Tulipán

Te conviene saber que el bulbo de esta planta de colores tan llamativos es también muy tóxico y puede generar un trastorno digestivo severo al gato que prueba su fruto.

4. Tejo

Los tejos son arbustos propios de la zonas más montañosas y escarpadas, aunque en ocasiones, estos árboles coníferos suelen estar presentes en muchos jardines de casas particulares. Por ello, has de saber que toda la planta (exceptuando el aro que envuelve a sus semillas) es altamente tóxica. Tanto es así, que puede ocasionar al gato desde trastornos digestivos, hasta paro cardiaco o trastornos neurológicos severos.

5. Poto

¿Quién no ha tenido alguna vez un bello poto en casa y ha comprobado que sus hojas y ramas crecen a un ritmo vertiginoso? Pues bien, esta planta tan típica en muchas casas supone también un serio riesgo para la salud de los gatos, ya que toda la planta en sí, puede causar intoxicación digestiva a nuestro gato, así como inflamación en los ojos y picores incesantes en su piel.

6. Narciso

Los narcisos son plantas que destacan, sobre todo, por tener una hermosa flor que desprende un aroma muy agradable por toda la casa. Sin embargo, esta bella planta es también muy tóxica para los gatos, especialmente si nuestra mascota ingiere su bulbo, ya que podría padecer un trastorno digestivo severo, inflamación de los ojos y picores o urticaria en la piel.

7. Lirio

Al igual que ocurre con los narcisos, los lirios son plantas muy bellas y aromáticas, pero también muy tóxicas para los gatos que se acercan a ellas. En el caso concreto del lirio, tanto el tallo, como las hojas y las semillas pueden causar serios trastornos digestivos, neurológicos o cardiacos a los gatos que se acercan decididamente a probarlos.