Las 5 claves definitivas para conquistar a un gato arisco

¿A quién quieren los gatos?

Si tienes un gato arisco y te gustaría amansarlo para que sea mucho más sociable y alegre, no te pierdas estos cinco consejos que te ayudarán a que tu mascota muestre un carácter mucho más apacible.  Aunque los gatos son generalmente mascotas muy independientes y solitarias, no debemos confundir este tipo de carácter con un comportamiento alejado de la sociabilidad y de la amabilidad. Así pues, ¿cómo conquistar a un gato arisco? Presta especial atención

¿Por qué algunos gatos son ariscos?

Para entender el por qué un gato puede llegar a tener un carácter arisco, en primer lugar, debemos tener en cuenta que los gatos son animales inmensamente territoriales, por lo que no dudan en convertir su hogar en su propio territorio, aunque este espacio lo compartan con otros animales o con seres humanos.

Otra de las características que mejor identifican a los gatos, es su gusto por el sueño y por esa siestas cortas que se echan a lo largo del día, así como por los ratos de juegos en solitario o con sus dueños.

Sin embargo, hay que destacar que los gatos suelen competir por sus recursos y posesiones de una forma más o menos agresiva, y que son ellos mismos quienes eligen los momentos que quieren compartir con sus dueños o, que por el contrario, prefieren jugar en solitario.

Claves para que tu gato deje de ser arisco

Una vez hemos entendido el comportamiento del gato, podemos aplicar estas sencillas claves para que nuestro gato deje atrás ese carácter arisco que lo caracteriza, y que a ti suele sacarte bastante de quicio.

1. Espera a que él te busque

Según comentan muchas personas que tienen gato, es un comportamiento muy común que cuando llegan a casa después de pasar todo el día fuera, y se acercan a acariciar a su mascota, ésta intenta agredirles.



Por ello, el mejor consejo ante gatos que muestran este comportamiento, es dejarlos que sean ellos mismos los que se acerquen a nosotros y permitirles que se entretengan un rato oliendo nuestras piernas y frotándose en ellas. Con este simple gesto, estamos permitiendo que nuestra mascota nos marque con su olor, y estamos fomentando la confianza entre ambos.

2. Evita las miradas fijas

Si hay algo que pone especialmente nerviosos a los gatos eso es, sin lugar a dudas, que le miremos fijamente durante un rato. Y es que este gesto es interpretado por los gatos como un gesto de reto o de tensión. Por ello, si estás intentando amansar a tu gato arisco, no dudes en dejar de mirarle fijamente, y centra tu mirada en otras cosas cuando estés cerca de él.

3. Caricias las justas

Cuando estamos ante un gato arisco, es mejor evitar darle demasiadas caricias y arrumacos ya que estos animales pueden interpretarlas como una sensación desagradable, incluso, de tensión.

En general, los gatos suelen retirarse cuando las caricias le empiezan a resultar molestas, así que si tu mascota se aleja mientras le estás acariciando, no insistas y déjale marchar.

4. Intenta comprenderle

Aunque resulte complicado, la mejor forma de conquistar a un gato arisco es intentar comprender por qué muestra ese carácter tanto contigo, como con los demás.

5. Utiliza el 'método del premio'

Si quieres modificar la conducta de tu gato, y conseguir que se vuelva más sociable y amigable, no dudes en utilizar el 'método del premio inmediato'. En este sentido, y cuando queramos reforzar una determinada conducta, lo mejor es premiar a tu gato cuando se porta bien, y hacerlo de forma inmediata.

Además, recuerda siempre que en los gatos no es conveniente el método del castigo, aunque tu mascota haya mostrado una conducta inadecuada.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No