La obesidad en los gatos.



La obesidad en los gatos es una de las enfermedades más comunes. Una mala alimentación seguida de una vida donde la actividad física brilla por su ausencia, son las causas de que nuestro gato esté gordo. Con el paso del tiempo, la obesidad puede generar graves problemas de salud. De ti depende que tu mascota tenga una buena figura y ¡una excelente salud!

gato gordo

¿QUÉ ES?

La obesidad consiste en un exceso de grasa corporal que se ve acompañada por un aumento de peso. Actualmente los gatos comen alimentos preparados, además no pueden controlar las calorias que consumen... Por lo que somos nosotros, los dueños, quienes debemos hacernos responsablees.

El problema está en que los dueños ven a diario a sus mascotas y no observan el aumento de peso, sólo cuando ya es demasiado tarde y tienen que poner a régimen a su gatito.

¿CÓMO LA COMBATO?

Para combatir esta patología, dos son las reglas básicas: una buena alimentación y algo de actividad física.

Una buena alimentación.

La alimentación del gato es fundamental para que éste luzca un aspecto inmejorable y tenga una salud de hierro. El gato debe ingerir las calorias justas, si no su cuerpo empezará a almacenar grasas. No debemos abusar de las golosinas ni de los snacks. El control nutricional es, pues,  básico. Además deberemos estar pendientes de la taurina, un aminoácido básico para el corazón, la vista o el aparato reproductor, que actúa de forma independiente.gato comida preparada

Algo de ejercicio

Muchas veces el tipo de vida que llevamos lo trasladamos también al de nuestras mascotas, por lo que acaban siendo sedentarios. Los gatos suelen estar en casa, como mucho salen al jardín, pero el en el tipo de vida que llevan, la actividad física es inexistente.  Tampoco es necesario hacer sudar a nuestra mascota, pero algunos ejercicios disfrazados de juego no le vendrían mal.

Y por último, acude a tu veterinario... él te dará las pautas a seguir para que tu gatito vuelva a lucir palmito.