8 formas de refrescar a tu gato este verano

Al igual que nos ocurre a los humanos, el organismo de los animales sufre también con las altas temperaturas del verano. Con la subida de la temperatura, los gatos pueden sufrir golpes de calor que son muy peligrosos para su salud. Por ello, es importante saber cómo refrescar al gato en verano y tener en cuenta una serie de consejos para quitar calor a tu gato. Dicho esto, ¿cuáles son las mejores formas de refrescar a tu gato este verano? ¿Cuáles son los cuidados de un gato más importantes en estas circunstancias? No dudes en seguir leyendo.

Los gatos en celo se van de casa

¿Cómo aliviar el calor de los gatos?

Por ello, es importante tener en cuenta una serie cuidados del gato en verano para evitar exponer a nuestra mascota al calor estival. Y es que, los gatos son animales que no pueden expulsar el calor corporal a la misma velocidad que lo hacemos los humanos a través de la sudoración. Si quieres refrescar a tu gato sigue estos sencillos trucos y tu mascota te lo agradecerá:

1. Utiliza toallas frías

A los gatos les encanta pasar largas horas dormidos sobre una toalla o alfombra de la casa -no es para menos, sabiendo cuántas horas duerme un gato al cabo del día- pero esta costumbre puede darles mucho calor en verano. Para ayudarle a echar una siesta mucho más refrescante, no dudes en meter una toalla en la nevera o en el congelador durante un rato, con el objetivo de sacarla bien fresquita antes de que tu gato se disponga a dormir.



¿Qué cantidad de agua debe beber un gato?

2. Dale agua con hielo

¿Eres consciente de cuánta agua debe beber un gato al día? La ingesta de agua es fundamental cuando el calor aprieta, por ello, has de procurar que tu mascota disponga siempre de agua limpia y fresca en su bebedero. Si quieres animarle a beber, no dudes en ponerle también unos cuantos cubitos de hielo al agua, pues con este sencillo gesto, se la harás mucho más apetecible y refrescante.

3. Moja sus patas

Mojarle las patas a tu gato de vez en cuando puede ser también un buen truco para ayudarle a combatir el calor. No se trata de bañar a tu gato por completo; basta con meter sus patas en un caldero lleno de agua fría, al que también puedes incorporar unos cuantos cubitos de agua. Este gesto ayudará a tu mascota a deshacerse del calor que se acumula en las almohadillas de sus patas y se sentirá mucho más fresco.

4. Ponle una toalla mojada sobre la cabeza

Aunque a los gatos no les gusta el agua, la sensación de calor les anima a querer darse un baño de vez en cuanto. Por ello, una buena idea puede ser empapar una pequeña toalla con agua fría y dejársela puesta sobre la cabeza para refrescarle esta zona.

5. Pon la cama cerca del ventilador

Antes de que se vaya a dormir, puedes colocar la cama de tu gato frente al ventilador o al aparato de aire acondicionado. Este gesto le hará mucho más llevadero el sueño de las cálidas noches de verano

Causas del vómito en los gatos

Katerina Maksymenko || Shutterstock

6. Apuesta por las piscinas de plástico

Las piscinas de plástico hinchables son también una fabulosa alternativa para que los gatos se refresquen durante los meses de verano. Es probable que en un principio tu mascota no se quiera meter porque su temor al agua se lo impide, sin embargo, cuando empiece a sentir calor, se acercará poco a poco a la piscina hasta que acabe metiendo su cuerpo entero dentro del agua.

7. Pon cortinas en su ventana

Si tu gato es de los que pasa parte del día mirando todo lo que sucede a través de la ventana, no dudes en poner unas buenas cortinas que le protegerán del sol durante las horas más calurosas del día. Una vez que caiga el sol, vuelve a abrir las cortinas para que tu gato puede entretenerse mirando por el cristal de la terraza o del balcón.