¿Los gatos cambian el color de sus ojos?

¿Por qué mi gato me mira fijamente y maúlla?

Generalmente sí; los gatos cambian el color de sus ojos. Los gatos nacen con los ojos cerrados y no los abren hasta pasados unos días, al menos 10 – 15. Lo más probable es que la primera tonalidad que veas, cuando por fin el gatito separe sus párpados, no sea la definitiva.

Salvo excepciones, el color de los ojos de los gatos al nacer tiende al azul pero eso no quiere decir que tu gato vaya a tener ojos azules para siempre. La genética determina el color de los ojos y solo podrás tener certeza del color de los de tu gato cuando hayan pasado tres o cuatro meses desde su nacimiento. En efecto: los gatos pueden cambiar de color al crecer. Ten en cuenta que es en esos primeros días tras su llegada al mundo cuando los ojos del felino terminan de desarrollarse. El cambio de color siempre es progresivo (en caso contrario acude al veterinario).



Puedes llevarte más de una sorpresa. Los gatos siameses suelen mantener el tono azul de sus ojos, aquel con el que nacen, pero hay infinidad de combinaciones posibles. Si tu gato es blanco, puede que incluso acabe teniendo ojos dispares, es decir, uno de cada color.

La mirada felina, siempre enigmática y cautivadora, no depende de la tonalidad de los ojos al nacer. Su agudo sentido de la vista está en las características anatómicas de sus órganos de visión. Cuando abre sus ojos, el gato ve borroso y a medida que es capaz de enfocar y alcanzar esa “mirada de lince”, el color de sus ojos cambia hasta definirse por completo y para siempre.

Si tu gato ha nacido con los ojos azules, tendrás que esperar unas pocas semanas para poder dar una descripción exacta de tu mascota porque la primera impresión, en la mayoría de los casos, no es la definitiva.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Orígenes del gato siamés

Los gatos siameses son originarios de Asia. De hecho, formaban parte de los funerales de los reyes tailandeses. Se ponían en su féretro, donde había ...