¿Cuál es la esperanza de vida de un gato callejero?

Quiero adoptar un gato callejero. ¿Qué puedo hacer?

La esperanza de vida de un gato callejero es notablemente inferior a la de un gato doméstico. Si un gato “casero”, que recibe todo los cuidados que necesita, puede vivir 14 o 15 años, e incluso llegar y superar los 20, en el caso de los animales que sobreviven en la calle la esperanza de vida se reduce a los 5 – 6 años de existencia.

Son muchos los peligros a los que está expuesto un gato callejero: peleas y encontronazos con otros felinos o con otros animales, especialmente perros; accidentes como los frecuentes atropellos, o intoxicaciones fortuitas, por comer alimentos en mal estado, o provocadas por alguien a quien molesta la presencia gatuna cerca de su domicilio.

¿Cuánto tiempo vive un gato callejero?

La esperanza de vida de cualquier animal depende de los cuidados que reciba y desde luego los de un gato callejero poco tienen que ver con los de una mascota que se considera casi un miembro más de la familia. Las revisiones veterinarias, los medicamentos, sobre todo las vacunas que lo protegen de las enfermedades más comunes en los gatos, los tratamientos anti parasitarios… todo esto no existe para un gato que vive en la calle.



No hay que olvidar, además, la alimentación. Los piensos y la comida enlatada que damos a nuestra mascota están pensados para cubrir sus necesidades nutricionales de manera equilibrada. En cambio, el gato callejero puede comer cualquier cosa y seguramente no todos los días.

Por supuesto, hay gatos callejeros con una capacidad de supervivencia asombrosa. El instinto de estos gatos es su mejor arma a la hora de buscar comida y salir airoso de las situaciones más complejas. También ellos pueden superar los 8 o 10 años de vida, pero lo normal es que, ante tantos peligros que les acechan, no superen los 6. Si hablamos de un gato doméstico que ha sido abandonado, la cosa empeora, y esta esperanza de vida es aún menor, 2 – 3 años, porque está acostumbrado a mimos y cuidados y no cuenta con las mismas armas de un gato que ha nacido en la calle y sabe luchar cada día por su supervivencia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No