8 cosas que necesitas saber antes de adoptar un gato

¿Sueles pensar en lo bonito que sería adoptar un gato? Desde luego, la adopción de los gatos -y, en definitiva, de cualquier otro animal- es una decisión maravillosa. Sin embargo, hay una serie de cosas que necesitas saber antes de adoptar un gato para asegurar que podrás prodigar los cuidados adecuados. ¿Quieres conocerlas?

Consideraciones antes de adoptar un gato

Antes de llevar a cabo cualquiera de los pasos a seguir para adoptar un gato, es importante que conozcas una serie de cuestiones básicas para que tu nueva mascota se adapte sin problemas al ambiente de tu hogar.

Los gatos son animales independientes y algo desconfiados, especialmente si no han sido debidamente socializados. Por este motivo, antes de su llegada, has de saber preparar un rincón perfecto en casa para él. Presta especial atención:

  • A estas alturas ya sabrás lo mucho que a los gatos les gustan las cajas -así como la predilección que sienten por los lugares escondidos en los que encuentran paz y tranquilidad-. Por eso, es recomendable que prepares una caja de cartón de tamaño medio y que introduzcas en ella algunas toallas o sábanas viejas, para que el animal pueda encontrar en este nuevo espacio el calor y la independencia que necesita.
  • Intenta poner a su alcance un rascador para gatos o cualquier otro objeto viejo para que tu nuevo gato pueda rascarse las uñas siempre que lo desee. Para estos animales, mantener sus uñas a punto es una de las actividades fundamentales de su rutina diaria.
  • Compra la comida más adecuada para su edad y su peso. Es importante que, cuando el animal llegue a casa, disponga del alimento que necesita para cubrir sus necesidades básicas, especialmente si lo has adoptado a un gato de la calle, es probable que no se haya alimentado bien durante bastante tiempo. Recuerda que si optas por un pienso seco, es importante que te fijes en que éste contenga taurina, un nutriente esencial en la alimentación de los gatos.
  • Guarda todos aquellos objetos delicados o que puedan romperse con facilidad. Para evitar posibles destrozos, es importante que pongas a salvo todos los elementos decorativos frágiles que puedas tener en casa. Tu nueva mascota llegará a su nuevo hogar, y explorará todos los rincones al detalle.

¿Qué hacer cuando tu gato adoptado llega a casa?

La casa ya está preparada para la llegada del nuevo miembro. ¿Qué puedes hacer para que la adaptación de tu gato adoptado sea lo más llevadera posible?

  • Una vez que tienes a tu nueva mascota en casa, lo primero y fundamental es que lo lleves a una revisión con tu veterinario de confianza. En esta revisión, el especialista le pondrá todas las vacunas obligatorias que tu mascota necesite según su edad. Asimismo, le hará una revisión de peso y talla y determinará la cantidad y el tipo de dieta que ha de seguir tu nueva mascota.
  • Cuando llegues a casa, no debes olvidar que los gatos son animales muy reservados y a la par, muy independientes. Si lo llevas en un trasportín, no trates de sacarlo a la fuerza , sino más bien, déjale la puerta de su jaula abierta y colócala cerca de la caja de cartón que le has preparado. El gato, según vaya cogiendo confianza en su nuevo espacio, saldrá por sí mismo de su trasportín e irá explorando se nuevo hogar poco a poco.
  • Facilítale un buen recipiente de agua fresca y limpia. Es probable que, debido al cambio de ambiente, tu gato sufra algo de estrés y este estado le lleve a consumir más agua. Por ello, es importante que nada más llegar, el animal conozca el lugar exacto en el que está ubicado su recipiente de agua.
  • Cuando tu nueva mascota llegue a casa, no trates de acercarte a él de forma forzada. Es preferible que dejes que el animal se acerque a ti, según vaya cogiendo confianza con su nuevo hogar. Si tienes más animales en casa, intenta que se mantengan alejados del gato que acaba de llegar a casa, y según pasen los días, provoca el acercamiento entre ellos de forma progresiva.