¿A qué temen los gatos?

Remedios contra la depresión de los gatos

El miedo es un sentimiento que no es exclusivo de los seres humanos, ya que los animales también pueden sentirlo con frecuencia. Los gatos, como cualquier otra mascota doméstica, sufren también pequeñas fobias y miedos que, en ciertas ocasiones, pueden llegar a afectarles a su carácter. Tanto es así, que muchos gatos que padecen miedo o que sufren de un estrés permanente por miedo, pueden llegar a orinar en los muebles o en cualquier rincón oculto de la casa, olvidando por completo la costumbre de hacer sus deposiciones en el arenero. Así pues, ¿a qué temen los gatos exactamente?

¿A qué tienen miedo los gatos?

El miedo en los animales es un sentimiento compuesto principalmente de dos factores. Por un lado, el miedo tiene siempre un componente relacionado con la conducta. Es decir, la conducta que un animal manifiesta cuando siente miedo, es diferente dependiendo de la especie a la que pertenezca el animal.

En el caso de los gatos, su comportamiento cuando perciben un estímulo que les da miedo es, en la mayoría de los casos, una conducta evasiva. Si el animal percibe peligro, inmediatamente sentirá miedo, y su reacción inmediata será la de huir del lugar en el que se encuentra.

El segundo componente del miedo en los gatos es el componente fisiológico. Esto quiere decir que, cuando un gato siente miedo, inmediatamente se activarán una serie de mecanismos fisiológicos en su cuerpo que delatarán el temor del animal. Por ejemplo, cuando los gatos sienten miedo, sus ojos reaccionan mediante la contracción-dilatación de las pupilas. También sus pulsaciones cardiacas se aceleran, al igual que nos ocurre a los seres humanos.

Cosas que asustan a un gato

Los gatos, en general, son animales muy huidizos ,en parte, porque también son muy miedosos. Una de las principales cosas que temen los gatos es a encontrarse con otros animales, especialmente los gatos que no han sido correctamente socializados desde la infancia o los que han padecido malas experiencias con otros animales en el pasado.

Los gatos también suelen sentir temor hacia aquellas personas que no conocen o no pertenecen a su entorno más cercano. Por eso, cuando llega un invitado a casa, es normal que el gato huya y se esconda en algún rincón en el que nadie pueda molestarlo.



Otro de los miedos más frecuentes en los gatos es a que su casa sea invadida por otro animal, especialmente por otro felino. Estas mascotas son muy posesivas y muy celosas de sus dueños y de su espacio. Por ello, uno de los temores más comunes en los gatos es a que pueda llegar otro gato y robarles todo el protagonismo que tienen en la casa.

Además de todo esto, los gatos sienten también temor hacia todo tipo de cambio y, especialmente, hacia las mudanzas. De hecho, uno de los principales motivos de estrés de estos animales es someterlos a un cambio brusco en su rutina, así como a un cambio repentino de casa o de entorno.

A menudo, los castigos se convierten también en una de las principales pesadillas de un gato. Estas mascotas suelen establecer unos lazos emocionales muy fuertes con sus dueños, por ello, una de las cosas que más les afecta son precisamente los castigos de sus amos. Tanto es así que los adiestradores de gatos no suelen recomendar que los dueños recurran a los castigos para educarles ya que, en vez de aprender con el castigo, lo único que se consigue con él es que el animal acabe huyendo y salga corriendo desoyendo, de esta manera, las órdenes de su amo.

Finalmente, otro factor de miedo para los gatos son los ruidos, especialmente a los ruidos que se emiten con más fuerza. Por ello, es muy habitual que muchas de estas mascotas sientan una fobia muy acentuada hacia los cohetes y los petardos.