Gato Negro… ¿Mala suerte?

silueta gato negro

Cruzarte con un gato negro por la calle es sinónimo de mala suerte. Se trata de una superstición que se remonta a la Edad Media, cuando el gato negro era considerado como la encarnación del mismísimo diablo. Pero, ¿Un gato negro implica siempre mala suerte? Todo depende de la época y de la cultura en la que nos haya tocado vivir…

El gato ha sid considerado, des del principio de los tiempos, como un animal mágico. En la Edad Media se empezó a relacionar con la brujería y con lo maligno.  La Iglesia empezó a considerar a los gatos como una reencarnación de Satanás, pero no solo por su oscuro pelaje, que enseguida se relacionaba con las fuerzas del mal, sino también por el color de sus ojos. Se creía que quienes tenían los ojos verdes o los cabellos rojizos estaban relacionados con el mundo del maligno. Por eso estuvieron fuertemente perseguidos, y fueron cazados, judgados como personas y quemados en la hoguera.

Además también se decía que el gato negro era la reencarnación de las brujas y que participaban en ellas en los aquelarres.

Pero todo depende de la cultura y la época….

En la Inglaterra victoriana… Cuando un gato negro se cruzaba con una pareja de recién casados, se consideraba que traía buena suerte a los novios, y fertilidad.

ojos de gato negroEn Sicilia, en cambio, cruzarse con un gato negro implica, sistemáticamente, el mal de ojo.

Los marineros, por ejemplo, no pronunciaban la palabra “gato” cuando estaban en alta mar, pero en cambio consideraban que tener un gato en el barco implicaba buena suerte, al igual que sus mujeres, que tenían un gato negro en casa para que sus maridos volvieran sanos y salvos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>