¡Al agua gatos!

Los gatos son animales muy limpios y meticulosos por naturaleza y aprenden a limpiarse ellos solitos usando las patas y la saliva. Gracias a esta característica innata, no debemos preocuparnos en exceso de su higiene…. Pese a todo es aconsejable darles un baño de forma esporádica, así como limpiar sus dientes, los oídos y las orejas.  Pero cuando llega el momento es importante extremar las precauciones si no queremos que se convierta en una batalla campal…

gato en el baño

FRECUENCIA.

Por lo general, bañaremos a nuestro gato de forma muy esporádica. Aunque puede que se haga imprescindible en algunas ocasiones especiales. Por ejemplo cuando precisamos combatir los parásitos externos , cuando está muy sucio o cuando tiene alguna sustancia venenosa en su piel.  Antes o después del baño, no debemos olvidarnos de la limpieza de los dientes, algo fundamental en su higiene.

LUGAR

El fregadero de la cocina  por extraño que parezca, puede ser el lugar más adecuado para bañar a nuestro gato: no nos tenemos que agachar y además podemos controlar el felino. Un consejo es colocar una toalla o una alfombra de hule en el fondo para que pueda clavar las uñas.

TEMPERATURA.

La temperatura del agua no debe ser superior a los 37 grados. Antes de bañarlo lo iremos relajando y no dejaremos de acariciarlo hasta que termine el baño

JABÓNbote de jabon

Respecto el jabón que usamos tendrá que ser uno especial para felinos. El jabón para humanos le resecará la piel y la dejará susceptible a las pulgas. Además puede causarle alguna infección, sobre todo si se lame la piel.  También hay jabones especiales para dueños alérgicos.

ENGUAJE

Una vez hayamos aplicado el champú insistiremos en frotar bien todas las partes de su cuerpo, prestando especial interés a las patas, la cola y el vientre. Es aconsejable utilizar poca cantidad de jabón para así enjuagarlo con facilidad. Es importante evitar que el chorro del agua entre a las orejas y a los ojos y evitar así dolencias como la otitis

SECADO

gato con toalla

Normalmente lo secaremos con una toalla. El uso de secadores suele incomodarles. Aunque si están acostumbrados, es una forma rápida. Es  importante secarle bien las orejas, por si hubiera entrado algo de agua en el canal auditivo.

Un último consejo es darle un premio a tu gato después del baño. ¡Seguro que así asimila mejor el proceso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>